Niveles de acompañamiento en Coaching


En programación neurolíngüística se trabaja habitualmente con el modelo de los niveles lógicos. Un modelo que tiene sus orígenes en la cibernética y que fué conceptualizado por Gregory Bateson. El modelo sigue una estructura en la que se considera que la información y los aprendizajes se organizan de forma natural en distintos niveles.

Decimos que las cosas tiene sentido en un nivel y no en otro por ejemplo; el modelo dice así.

El nivel más bajo es el del ambiente y el entorno: los lugares físicos y temporales dónde suceden las cosas.

Por encima de este nivel se encuentra el nivel del comportamiento: Los comportamientos o conductas es lo que realizamos y que tienen efecto en el ambiente.

Sobre el nivel del comportamiento se encuentra las capacidades. Las capacidades como estrategias ordenadas de comportamientos, tienen un nivel distinto de realidad y reglas propias de funcionamiento. Como podéis ver cada nivel supone un salto de abstracción y de generalización sobre el nivel que tiene por debajo. Las capacidades generan la posibilidad de realizar unos comportamientos u otros.

Por encima de las capacidades están las creencias; el tipo de verdad sobre lo que es posible o no lo es, lo que tenemos derecho o no, etc. En este nivel cobra sentido la máxima de H.Ford "si cree que puede hacerlo tiene razón y si no lo cree también la tiene". Existen creencias sobre capacidades, sobre lo que está bien, sobre lo correcto, sobre nuestra identidad.

Los valores ejercen influencia sobre las creencias, capacidades y comportamientos. Podemos observar cómo cada vez el nivel de abstracción es mayor y su rango de influencia también.

La identidad está encima de toda esta pirámide de niveles lógicos y ejerce influencia en todos los niveles inferiores. Esta identidad se verá reflejada en cada uno de los pasos que damos, las decisiones, lo que creemos, etc.

Finalmente existe un nivel que está por encima de todos los anteriores y tiene que ver con el "algo más": espiritualidad, sistema mayor, comunidad, etc. Esto nos aporta una idea del tipo de contribución que estamos dispuestos a realizar.

Bueno, todo esta explicación es para poner en contexto como desde el coaching podemos trabajar a distintos niveles. En transiciones profesionales, muchas veces trabajamos en el nivel de los valores (fidelidad a la empresa vs. fidelidad a mi carrera, emprender vs. seguridad familiar) y de la identidad y las creencias de lo que es posible o no lo es.

Al acompañamiento en los niveles de comportamiento y capacidades le denominamos coaching (con c minúscula) mientras que al proceso en el nivel de valores e identidad le llamamos Coaching con c (mayúsculas').

Hoy he realizado este post porqué un cliente me ha preguntado cómo era posible que trabajando con tres personas de la misma empresa y con el mismo puesto de trabajo, le llegaban (poca discreción ;-)) informaciones distintas de lo que estábamos trabajando en las sesiones. Esto que acabo de escribir es lo que le he comentado.

Con independencia de la definición del puesto de trabajo que tengamos cada uno, éste lo rellenamos personas con una formación, experiencia, habilidades y creencias y valores particulares; por eso lejos de ajustarnos a un programa estándar tenemos que afinar los aprendizajes necesarios para cada persona en el nivel que necesiten fortalecer.

Vaya latazo que os he "pegao". Sorry.!!! Buenas noches.

Toni


2 comentarios:

27 de mayo de 2009, 8:22 Sara Cobos dijo...

Toni,leerte es ampliar la percepción de las cosas... por eso me gusta visitarte.

Abrazos.

28 de mayo de 2009, 14:08 Laura dijo...

gracias por compartir tus conocimientos.

Publicar un comentario

Gracias por tu aportación, las ideas y opiniones que recogemos hacen que trabajemos para darte un mejor servicio.